Lo Principal

Un niño llevará solamente el apellido materno

Un fallo del fuero de Familia de Bariloche le reconoció el derecho a un niño para llevar únicamente el apellido materno, eliminando de su identificación legal el paterno.

Este fallo subrayó el papel del nombre como atributo clave de la personalidad, esencial para la diferenciación y el desarrollo individual del ser.

La determinación provino de una jueza de Familia Cecilia Wiezstort que evaluó la petición de la madre del menor, quien, con el apoyo de la Defensa Pública, argumentó la profunda conexión de su hijo con el apellido materno. La persona menor expresó su preferencia por este apellido, evidenciada tanto en su ámbito escolar como durante una audiencia directa con la magistrada.

El caso se analizó con las diversas pruebas y testimonios. Se destacó que, aunque el padre reconoció al niño dos años después de su nacimiento, posteriormente perdió todo contacto con él. Este factor, junto con las evaluaciones de especialistas en psicoterapia y el análisis del Cuerpo de Investigación Forense, fundamentó la solicitud de cambio desde una perspectiva psicológica, indicando una desvinculación del menor con el apellido paterno y una identificación con el materno.

La jueza Wiezstort, en su sentencia, hizo énfasis en la participación activa y el derecho del niño a ser escuchado, considerando el cambio de nombre como una acción beneficiosa para su bienestar. Este fallo, apoyado en las disposiciones del Código Civil y Comercial de la Nación que permiten el cambio de nombre por motivos justificados, establece un precedente sobre la consideración de la identidad y el bienestar emocional en las decisiones judiciales que involucran a menores.

Párrafo de lectura fácil y accesible para el niño
La jueza en la sentencia le dijo al nene: «en esta decisión estoy haciendo lugar a tu pedido de ser nombrado como lo solicitaste , esto porque pude escuchar cual era tu deseo y como te sentías llevando el apellido de tu papá. También porque las psicólogas que te entrevistaron me contaron que llevar el apellido de tu papá te afectaba mucho.

Como jueza, yo tengo que tomar decisiones que sean beneficiosas para vos y seguramente a partir de esta sentencia que cambia tu nombre eliminando el apellido de tu papá vas a sentir un cambio en tu vida, y también con la emisión de tu nuevo DNI portando únicamente el apellido que te identifica. Espero que esta decisión sea buena para tu vida y tu bienestar. Te mando un beso, Cecilia Wiesztort, jueza de familia».