Lo Principal

Thola fue encontrado culpable de ,”Femicidio”, asesinar a su pareja Silvia Colque

Los jueces encontraron culpable a Marcos Thola de asesinar a Silvia Colque, ahora la fiscalía y los abogados querellantes deberán estudiar qué pena le corresponde al acusado, para realizar una nueva audiencia.

Compartir en Whatsapp

El Tribunal integrado por los jueces Marcelo Álvarez, Adrian Dvorzak y Juan Martín Brussino, fueron quienes encontraron culpable a Thola.

El caso sienta un precedente, porque nunca se encontró el cuerpo de Silvia Colque, pero la fiscal Paula Rodríguez Frandsen dice que es suficiente la prueba que existe por los antecedentes que e tenían para culparlo a Thola, por haber intentado a matar a Silvia y por las denuncias que había en su contra por maltrato.

Los jueces además dictaron la prisión domiciliaria para Thola y ordenaron que esté controlado con una pulsera electrónica hasta que finalice el juicio.

Hace unos días se realizó el alegato del Ministerio Público Fiscal que se estructuró en dos partes, la primera de ellas desarrollada por la adjunta de Fiscalía, Paula de Luque que buscó probar que Silvia está muerta, a pesar de que su cuerpo aún no pudo ser encontrado.

“Este es el silencio de aquellas personas que no pueden hablar, es el silencio de una persona que está muerta, esa es la única hipótesis posible”, dijo luego de repasar cada uno de los aspectos que dan cuenta de esa certeza.

“Existió una escalada de violencia, agresiones, puñaladas y homicidio de la cual fue víctima Silvia; una mamá excelente que no se iría sin sus hijos, tal como lo afirmaron su mamá, su hermana, amigas, vecinas y las maestras de los niños. Esto descarta rotundamente la conducta abandónica que la defensa quiere achacarle, tal como lo afirmó la directora de la escuela de los niños”.

La falta de aviso, la ida abrupta y solitaria, la incomunicación que prosiguió al presunto abandono del hogar, aún más llamativa porque Silvia era una mujer hipercomunicada a través de whatsapp y Facebook, fueron algunos de los indicios que la acusación tomó como certeros para concluir en que Silvia no se fue, la mataron.

“Nunca nadie más la vio, no volvió a utilizar Facebook, nunca más usó su teléfono, su único teléfono. Tampoco salió de la ciudad o el país porque no se llevó su documento y no hay registro de ello ni en empresas de transporte ni en Migraciones”, explicó aludiendo a las declaraciones de los peritos informáticos y psicólogos.

“Hay ciertos patrones que indican cuándo una persona se va voluntariamente pero, ya lo dijo el perito, esta ida no fue voluntaria, ni se suicidó, ni se marchó por insanía. Silvia está muerta y su muerte fue producto de una acción no voluntaria en el marco de un contexto de violencia de género”.

La Fiscal Paula Rodríguez Frandsen, se refirió a la acción del acusado. “Sabemos que mintió, contó diversas versiones de lo ocurrido, manipuló a sus hijos mintiéndoles a ellos también y esa versión, que repite la de su padre, brindaron ellos 40 días después en las cámaras gesell”.

Mencionó además la existencia de otros antecedentes en la escalada de violencia, entre ellos la condena por lesiones leves que recayó sobre el hombre por un hecho sucedido a principios del 2017.

“El 5 de junio los documentos de Silvia estaban en su casa y en el allanamiento posterior no se encontraron. Desapareció también una pala, aquella con la que Thola sin duda ocultó el cuerpo de su pareja”.

“Sabía lo que hacía, no hay denuncia de la desaparición, sólo una exposición policial. La verdadera denuncia llegó por parte de una amiga más de 876 horas después de la última vez que el hombre vio a Silvia con vida. Esas son las horas de ventaja que tuvo para ocultar el cuerpo.”