Lo Principal

Se escucharon los testimonios de vecinos del barrio cercano a la Unidad 28 de Policía

En la continuidad del juicio oral y público por los homicidios de Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, el Tribunal integrado por los jueces Marcelo Barrutia, Juan Lagomarsino y Emilio Riat y las partes escucharon los testimonios de vecinos del barrio ubicado en cercanías de la Comisaria 28 relacionados a los sucesos ocurridos el Junio de 2010.

Compartir en Whatsapp

En forma previa el Tribunal resolvió hacer lugar al cambio de fecha de exposición y testimonio del perito Rodolfo Pregliasco, físico forense. El mismo expondrá el 1 de Noviembre del año en curso, a partir de las 9,00 horas.

Otra de las cuestiones planteadas por la querellante Marina Schifrin consistió en solicitar privacidad para los testigos , solicitando omitir sus nombres y evitar sean fotografiados, toda vez que sienten temor, petición a la que se le hizo lugar.

En primer término declaró un joven, que al momento de los hechos se encontraba en su vivienda. “Fue un día muy largo..” señaló al comienzo de su alocución. Recordó haber mirado el partido de fútbol y en un momento llega a su casa un hermano de Diego Bonnefoi y les dice “Lo mataron a Dieguito..” Fueron a la Comisaría 28. En este sentido recordó que eran pocos jóvenes al principio y cerca de las dos de la tarde eran muchos más. Tiraron piedras. “Fue muy “shockeante” como reprimieron”, afirmó y agregó que había furia de los pibes. Señaló que los policías “siempre los sobraron” . Nos encerraron en Onelli y Oses y Elordi y Oses, afirmó y señaló que se escondió en un cesto de basura. “Tiraban balas de goma, se asomaba y tiraba piedras”. La tercera o cuarta vez pudo observar un “fogonazo” que lo hiere arriba de la nariz. Al sentirse lastimado entro a su casa. Cuando intenta salir nuevamente de su vivienda, ingresaba un grupo de chicos que huía de policías. Los últimos en entrar eran sus hermanos y Nino Carrasco. Sintió que los policías tenían “vía libre”. Con respecto a Nino, estaba sentado y le consultó sobre su estado, al que le contestó que bien, pero luego se desploma. Allí ve que tenía al menos dos heridas. Lo trasladan hasta la puerta para que respire, y se quejaba. Luego detalló los cuidados que propiciaron a Nino y los intentos de traslado. “La vida de los pibes de barrio no vale” afirmó.

Otro de los testigos, empleado municipal, conocía a Sergio Cárdenas y a Nicolás Carrasco. Manifestó tener un lazo de parentesco con Cárdenas. Recordó que Sergio salió a buscar a un hermano de Karina Riquelme y es en esa situación es que recibe el disparo. Luego hizo un detalle del escenario de los hechos. No sabe quien le disparó a Cárdenas. Luego de un cuarto intermedio declaró un testigo empleado de comercio, quien en Junio de 2010 tenía 29 años de edad, era carnicero en ese momento. El testigo formó parte del grupo que ingresó a un domicilio junto a Nino, a quien pudieron sacar, luego que la policía cesara de reprimir. Fue herido en una pierna.

Una vecina del barrio, dueña de la casa donde se refugiaron jóvenes y se descompensara Nicolás Carrasco, detalló los hechos que ella vivió como vecina del lugar. Señaló permanente persecución policial hacia ella y su grupo familiar, compuesto por sus hijos y nietos. Señaló que uno de sus hijos estaba con Diego Bonnefoi y por ello recibió permanentes amenazas. Cabe señalar que atento lo declarado por la testigo, la querellante Marina Schifrin solicitó un habeas corpus para su protección, solicitud que fue derivada al Fiscal en turno.

El Juicio tendrá continuación mañana miércoles a las 9,00 horas, oportunidad en que está prevista la declaración testimonial de reporteros gráficos que aportaron material fotográfico agregado en la causa.