Lo Principal

Piden12 años de prisión para el abusador de su hermana

El Fiscal Juan Pedro Puntel solicitó la pena de 12 años de prisión para un hombre que fue declarado culpable de abusar de su hermana.

Compartir en Whatsapp

En la audiencia de cesura requirieron también el monto de la pena la querella y la defensa del hombre.

Puntel describió durante su alegato la totalidad de los agravantes que a su entender elevaban el mínimo previsto hasta los 12 años solicitados. Expresó que la víctima “fue gráfica al explicar cómo y donde fue abusada”, situación que acredita el agravamiento, agregando a ello “la entidad de estos hechos por su cantidad y calidad”.

Habló además de la “astucia y el despliegue realizado por el hombre para cometerlos” y puso especial énfasis en la edad en que la víctima comenzó a ser abusada por su hermano. “A los 12 años no entendía de estos hechos y él la fue acostumbrando. La inició en la sexualidad y eso facilitó la reiterancia y la impunidad”.

“El orden previo de sus acciones para garantizar la consumación de los hechos y la extensión del daño causado constituyen también agravantes que el Tribunal debe considerar”. En este sentido explicó que estos hechos “modificaron la vida de la victima a quien se le arrebató la posibilidad de elegir de qué forma iba a ser su despertar sexual”.

“Su personalidad se vio afectada, de ello da cuenta la pericia psiquiátrica que constató el stress post trauma que fue grave y florido, tal como expresó el perito”. Mencionó el fiscal, el abandono prematuro de su hogar, el de la escuela secundaria e incluso de la ciudad y “los intentos de suicidio que se corresponden con la angustia y depresión que le provocaron estos hechos”.

Finalmente Puntel valoró que “el imputado era mayor de edad, comprendía la gravedad de sus actos y que con ellos estaba contraponiéndose a la ley y sin embargo siguió ejecutándolos” e incluso “mirando páginas web pornográficas relacionadas a la actividad sexual entre hermanos” tal como lo aseveraron las pericias realizadas por el Departamento de Informática y la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones.

La querella, representada por las abogadas Julia Mosqueira y Ada Acevedo, pidió 15 años de prisión, expresó que estos hechos destruyeron la vida de la víctima y reiteraron como agravantes la diferencia de edad, el vínculo familiar entre victima y victimario y la convivencia preexistente.

“La victima fue específica en cuanto a la modalidad y al sometimiento que el hermano ejercía sobre ella, que se encontraba bajo la supremacía de su agresor a quien lo llevó a delinquir sólo la satisfacción de sus deseos sexuales”, expresó Mosqueira.

Finalmente el abogado particular del imputado comenzó su alegato sosteniendo la inocencia del hombre. No obstante ello, como ya fue encontrado responsable de los delitos endilgados pidió una pena de prisión condicional al considerar que parte de los delitos que se le atribuyen fueron cometidos cuando el hombre contaba con una edad no punible (menor a 16 años).

Aclarando que ello significaría una perforación del mínimo, pidió subsidiariamente la pena de cuatro años de prisión y explicó que el hombre debería haber sido sometido a un tratamiento tutelar que no existió, al haber cometido gran parte del delito en su minoría de edad.