Lo Principal

“No puedo creer que a mi hermano lo mató un pibe de 15 años y uno de 18, con diez causas, que había tenido tobillera y que igual salió a matar”

El hermano del joven asesinado en su casa pidió que se revise la edad inimputabilidad y se refirió a las desigualdades en la justicia: “Ellos tenían cinco abogados y a nosotros nos defiende la fiscal. Es cinco a uno”. El padre de la víctima falleció tras una descompensación.

El hermano de Lucas Valentini, el comerciante de 26 año que fue asesinado el pasado domingo de nueve puñaladas en Choele Choel, Juan Pablo Gaspar, luego de seguir la formulación de cargos a dos implicados en la causa, no ocultó su bronca. “A los criminales hoy los defienden cinco personas y a nosotros la fiscal, y de no ser porque mi familia tiene la posibilidad de contratar un abogado privado, si no hubieran sido cinco personas contra una”.

Mientras que en las últimas horas la familia volvió a sufrir un nuevo golpe, con el fallecimiento de Nazareno Valentini de 75 años, papá de Lucas, quien se había descompensado el domingo cuando se enteró de lo sucedido con su hijo. Fue internado en un centro de salud y ayer martes falleció.

Durante el encuentro con la prensa local, Juan Pablo, junto a su abogado Miguel Ángel Flores, agradeció el acompañamiento de la comunidad de Valle Medio y pidió el aporte a los vecinos, para lograr dar con uno o dos cómplices más que podrían haber participado en el atraco el pasado domingo cerca de las 5 de la mañana.

Ayer durante la formulación de cargos se conocieron datos escabrosos de los hechos ocurridos en el domicilio en la calle Avellaneda y Urquiza, el Ministerio Público Fiscal, a través del Juez de garantía Roberto Gaviña, determinó la prisión preventiva por seis meses contra Luis Alberto Marinao, de 18 años, oriundo de la ciudad de Viedma, como coautor del hecho y a Roxana Cecilia Gianotti, de 34 años, de Choele Choel por ser cómplice.

Mientras que el menor de 15 años, que había participado del robo y que había resultado herido de un disparo, está fuera de peligro y se encuentra internado en el hospital Zatti de la ciudad de Viedma.

En su caso, fue puesto a disposición de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, donde ya interviene la Defensoría de Menores.

El lunes luego del sepelio de Lucas, una multitud de vecinos marchó por las calles de la localidad, mostrado el dolor por lo ocurrido y para exigir a las autoridades políticas, locales y policiales, ampliar y mejorar el trabajo en la seguridad en Choele.

Aseguran que en el último tiempo los delitos, arrebatos y entraderas a domicilios aun estando sus moradores en su interior, se incrementaron en gran número. Al igual que la circulación de droga en las calles, tras el asentamiento de algunas bandas que llegaron de otro punto de la zona.

Juan Pablo, también agradeció el trabajo que está llevando adelante la fiscal Analía Álvarez, quien desde un primer momento trabajó muy duro.

“Queremos que esto sea un punto de inflexión en Choele, porque esta desgracia que ocurrió a mi familia, le podría haber tocado a cualquiera y los primeros responsables de esto son los senadores y diputados, que tienen que rever el tema de la seguridad.”

¿»Defienden más al chorro?»
Y agregó “Luego de la audiencia me quedaron dos cositas, una es pedir a diputados, senadores y a quien corresponda, trabajen para bajar la edad de imputabilidad, eso es tremendo, porque un pibe de 15 años mate y que la defensa solicite que a las 24 horas este libre, es una locura,”

Además, hizo referencia al detenido Marinao, quien en el mes de abril cumplió la mayoría de edad. “Y la otra persona que entre los 15 y los 18 años tuvo diez causas y por el último crimen que realizó en Viedma, se sacó la tobillera y nadie hace nada. Creo que vamos por un mal camino.”

Y dijo “lo otro aún peor es la diferencia que note en la estructura de la fiscalía con la defensa, a los criminales hoy los defienden cinco personas, y a nosotros la fiscal, y de no ser porque mi familia tiene la posibilidad de contratar un abogado privado, si no hubieran sido cinco personas contra una».

Y se preguntó “todos los diputados, los senadores ¿cómo es? defienden más al chorro, al que nos caga a la vida. No puedo creer que a mi hermano lo mató un pibe de 15 años y uno de 18, con diez causas, que había tenido tobillera y que igual salió a matar».

“Con todo el dolor del mundo, el mío y el de mi mamá, porque no debe haber peor cosa que te maten un hijo, vuelvo a pedir a los vecinos que hayan visto y puedan aportar algo que no lo duden y a los que han aportado agradecerles».

La carátula para los dos imputados quedó como homicidio en ocasión de robo, agravada por la participación de un menor, mientras que la mujer imputada quedó con cargos de encubrimiento.

FUENTE: Diario Rio Negro