Lo Principal

“No estamos en una situación compleja, pero sí vemos que los casos van aumentando”

Se convocó a una reunión a los responsables de los distintos servicios del Hospital Zatti para hablar del actual contexto epidemiológico en la comunidad de Viedma.

“En este momento no estamos en una situación compleja, pero sí vemos que los casos van aumentando y debemos prepararnos y abrir el paraguas para situaciones que pueden venir, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas cepas ingresadas al país y el abrupto crecimiento de casos que ya se ve en muchas provincias”, dijo el director del hospital, doctor José Pacayut.

Hace una semana el promedio era de 3 casos diarios; luego pasó a 5 y los datos de los testeos realizados ayer suman 20 casos positivos. Esto, junto a cierto relajamiento de las medidas de cuidado es algo a considerar seriamente en el nuevo contexto nacional de aumento de casos y de nuevas cepas que ya ingresaron a nuestro país.

En la reunión se habló expresamente de la necesidad de extremar las medidas de cuidado, “hay una especie de relajamiento por el cansancio de tantos meses, pero es esencial tomar todas las medidas adecuadas, aún estando vacunados, porque igual podemos contagiarnos y contagiar y es necesario sostener los servicios, máxime si suben los casos como estamos viendo sucede en otras provincias”, dijo la doctora Laura Arslanian, coordinadora de DAM del Hospital Zatti.

La importancia del cuidado radica además en la necesidad de garantizar los servicios extra Covid, ya que en los períodos pico de la pandemia muchas personas dejaron de atender sus patologías crónicas y se atrasaron los controles periódicos de salud.

Quedó claramente expuesta la idea de reforzar en toda la comunidad -quienes recibieron la vacuna y quienes no- la necesidad de tomar las medidas de cuidado para evitar situaciones sanitarias extremas como las que vivimos meses atrás. En este sentido, es imprescindible el compromiso personal y social en el cuidado y seguir usando barbijo siempre al salir y en el trabajo; lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o rociar con alcohol en gel; evitar reuniones sociales en lugares cerrados; mantener la distancia de 2 metros al hablar con otra persona; no compartir el mate ni la vajilla; toser y estornudar en el pliegue del codo; limpiar los objetos que usamos frecuentemente; no tocarnos la cara y ventilar los ambientes.