Lo Principal

“Mi suegro no tenía coronavirus cuando ingresó a la clínica”

Lo expresó Dolly, nuera de Héctor Jara, el primer fallecido por coronavirus en Bariloche, aseguró que su suegro no tenía coronavirus cuando ingresó a la clínica. Dijo que el 15 de mayo entró con un cuadro de neumonía y le hicieron el hisopado que dio negativo. El 22 estaba por ser dado de alta y volvió a tener problemas respiratorios por lo que se hizo un nuevo hisopado que dio positivo.

“Mi suegro entró en la guardia del 15 de mayo con una neumonía según nos dijeron ese día. Se le hizo el hisopado y el sábado a la tarde me dijeron que el hisopado dio negativo”, expresó Dolly, la nuera de la primera víctima fatal por coronavirus en Bariloche. Sin embargo, si bien todo parecía encaminarse, el 22 de mayo Héctor Jara, un antiguo trabajador de Parques Nacionales, empezó con problemas respiratorios nuevamente y levantó fiebre.

El segundo hisopado dio negativo, según fue confirmado el pasado viernes. En la misma habitación del Hospital Privado había un hombre que había recibido el alta, pero luego de unos días regresó a la guardia con síntomas y fue confirmado también con coronavirus. Ahora la familia de uno y otro está aislada.

Dolly comentó que seguían en contacto con ese hombre y le habían dicho que no hacían hisopados los fines de semana, pero el domingo “se plantó en la guardia porque había estado en contacto con un positivo”.

En una entrevista que ofreció en el espacio Ideas Circulares de FM Bariloche, la mujer lamentó que su suegro se haya internado el 15 de mayo, sin coronavirus, y unos días después se confirmó el diagnóstico. Señaló que el otro paciente también había ingresado por un problema en el hombro y se contagió. “Todo nos lleva a que en el HPR se contagiaron, que vengan y me digan que no, el primero era negativo”, insistió.

“Mi suegro lamentablemente hoy no está”, expresó Dolly y aseguró que no tenía EPOC como se difundió sino una enfermedad renal. Dijo sentir bronca e impotencia y planteó “por qué no dicen cómo se contagió ni dónde se contagió”.

Fuente: Bariloche 2000