Lo Principal

Lo chocaron, perdió el control y terminó contra una vivienda: será indemnizado

Una sentencia de primera instancia que aún no está firme porque puede ser apelada por las partes fijó una indemnización en más de un millón y medio de pesos para un hombre que circulaba en un Renault 12 y fue embestido por la conductora de una camioneta Isuzu, quién no respetó la prioridad de paso de la derecha. El coche giró en trompo y en su derrotero impactó contra una vivienda.

Compartir en Whatsapp

El accidente ocurrió en la esquina de las calles Don Bosco y Chile de Cipolletti.

El hombre probó en el expediente civil que conducía en forma atenta, reglamentaria, a reducida velocidad y con el cinturón de seguridad colocado. En cambio aseguró que la conductora de la camioneta se lanzó al cruce de la intersección en forma imprudente y a una velocidad excesiva, violando la prioridad de paso.

Consideró el juez Diego De Vergilio, titular del Juzgado Civil N°1 de Cipolletti: “a partir de la prueba colectada cobra convicción la versión del actor, surgiendo con claridad que debe tenerse a la demandada como exclusiva responsable en el acaecimiento del siniestro de autos, atento haber violado la prioridad de paso que le asistía a aquél en el cruce de las calles Don Bosco y Chile, dada su aparición y avance desde la derecha. La demandada tenía obligación de cederle el paso, conforme artículo 41 de la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449 (a la que adhirió la Provincia de Río Negro mediante la Ley N° 2942). La inobservancia de tal regla de circulación por parte de la accionada, conforme art. 64 de la misma ley, conlleva a presumir su responsabilidad en la generación del accidente”.

El daño físico

La demanda prosperó por los siguientes rubros e importes indemnizatorios: daño físico (incapacidad sobreviniente): 1.510.503,11 de pesos, daño moral: 150.000; gastos de farmacia, asistencia médica, traslados y vestimenta: 4.500; tratamiento psicoterapéutico: 22.947; gastos de reparación del automotor: 65.936,93 y privación de uso: 7.500 pesos. Lo que totaliza la cantidad de 1.761.387,04 pesos.

El rubro de mayor importe fue el del daño físico puesto que el conductor terminó, según la pericia médica, con una incapacidad del 13%.

Sostuvo el conductor que como consecuencia de este accidente sufrió lesiones de consideración, entre ellas traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento con afectación neurológica; cervicalgia y lumbalgia traumática; severo traumatismo de hombro codo y brazo izquierdo con herida cortante y afectación de partes blandas, severo traumatismo costal izquierdo con fisura costal, politraumatismo en miembros inferiores y superiores, escoriaciones varias. Afirmó que las secuelas del accidente son enormes y determinantes para el resto de su vida, que desde el siniestro continúa con dolores persistentes en su cuello, espalda, así como frecuentes cefaleas. Que la movilidad de las articulaciones afectadas se encuentra comprometida, presentando un claro déficit funcional. Que su actividad física, que antes del accidente era muy intensa en razón del excelente estado de salud del que gozaba, se encuentra ahora manifiestamente limitada.

La indemnización deberá ser afrontada por la conductora de la camioneta y su compañía de seguros.