Lo Principal

La exportación de cebolla hasta el 30 de junio, es superada solo por los años 2011 y 2013

La cebolla es la hortaliza que Argentina exporta en mayor cantidad, siendo la Región protegida Patagónica la región exportadora por excelencia.

Según datos de Senasa, las cargas de cebolla de exportación salidas de la Región Protegida Patagónica, hasta el 30 de junio de 2020, ascienden a 157.158,83 toneladas.El 91,2%, 143.320,5 ton., tuvo como destino Brasil, mientras que Paraguay compró 12.522,4 ton. y Uruguay, 1316 ton. El volumen destinado a este último país, si bien es pequeño, supera lo vendido en los últimos 6 años. Cabe aclarar, que los envíos al mercado paraguayo, se refieren solo a la mercadería certificada en origen.

En el año en curso se habilitaron 39 empaques para hortalizas en el sur de la provincia de Buenos Aires: 33, en el partido de Villarino y 6, en el partido de Patagones. En la provincia de Río Negro se habilitaron 15 empaques: 5, en Pichi Mahuida; 5, en Conesa; 3, en Avellaneda; y 2, en Adolfo Alsina. La concentración de empaques en Villarino explica que el 75 % del volumen exportado desde la Región protegida Patagónica se haya empacado en Villarino.

Hasta el 30 de junio, los técnicos de Funbapa, distribuidos en todas las localidades donde se empaca cebolla, han controlado 4684 cargas (133.101,826 toneladas) para que cumplan con los estándares de calidad fijados por la normativa y han rechazado 1627,798 toneladas (1,2 % sobre las toneladas que certificaron) principalmente por exceso de podredumbre basal o “fusarium”, seguido de podredumbre blanda o “bacteriosis”.

La certificación en origen de la cebolla de exportación logra garantizar la calidad y sanidad de la mercadería, disminuyendo las demoras y las posibilidades de rechazos de mercadería en frontera o puerto. El control continuo igualmente garantiza la identificación correcta del origen de la mercadería al verificar el rotulado de las cargas y un mayor control sobre el RENSPA, contribuyendo así a asegurar la trazabilidad del producto.