Lo Principal

El gremio docente rechaza el “Voucher Educativo” para escuelas privadas y exige el financiamiento para la educación pública

UnTER repudia la implementación de los “vouchers” porque es la continuidad de una política que transfiere una enorme masa de recursos públicos al sector privado, a costa de la educación pública, baluarte de identidad del pueblo.

«El gobierno nacional apuesta a desfinanciar el sistema educativo público como un gesto más de provocación a la clase trabajadora. A la desaparición del Ministerio de Educación, definió el recorte del presupuesto educativo para avanzar en la privatización de la educación. Niega a las provincias las partidas para el FONID y elimina programas educativos de acompañamiento pedagógico como la (Hora Más)».

El proyecto político de Javier Milei es la destrucción del Estado. Para ello, apuesta a subvencionar a la educación privada. No le importa desconocer la responsabilidad que le imponen al Estado las leyes de Educación Nacional y de Financiamiento Educativo, porque para los libertarios todo es mercancía, todo es negociable, incluso la vida.

Con este criterio, y en medio de la disputa con los gobernadores, se eliminó el Fondo Nacional de Incentivo Docente, un derecho conquistado por los trabajadores de la educación hace más de 25 años. Debemos recordar que la Ley de Financiamiento Educativo se logró a partir de los 1003 días de ayuno en la Carpa Blanca y un gran debate que permitió establecer un acompañamiento financiero a todas las provincias, y así garantizar un piso salarial digno para docentes en todo el país.

En el camino de desmantelar lo público, porque los números deben cerrar aún cuando implique expulsar a miles del sistema, el proyecto libertario elimina los fondos de programas educativos de escuelas públicas que fortalecen el acompañamiento pedagógico y desmanteló los programas socioeducativos que garantizaban ingreso, permanencia y egreso de estudiantes de los sectores populares.

A este contexto se le suma que los trabajadores de la educación estamos en plena discusión salarial con los gobiernos provinciales. En la provincia de Rio Negro ya se ven las consecuencias, no sólo con la crisis económica que afecta a toda la sociedad, sino que interfiere de manera negativa en las propuestas salariales que se discuten en paritarias. No sólo perjudica el salario, también el normal funcionamiento de los comedores escolares y el transporte para los estudiantes.
»
Desde la UNTER, acompañamos a CTERA en la exigencia al gobierno nacional para que remita las partidas presupuestarias correspondientes al FONID y para el Fondo de Compensación Salarial (deuda 2023 y actualización 2024). Estos fondos están incluidos en el presupuesto de este año, sin ejecutar. Todo gobierno debe cumplir y hacer cumplir la legislación. La educación es un derecho social inalienable y es obligación del Estado garantizarla».