Lo Principal

El Banco Central ratificó que las cuotas de los Créditos UVA están congeladas hasta febrero

El Banco Central salió a remarcar que las cuotas de créditos UVA, tanto hipotecarios como prendarios, estarán congelados hasta el 1° de febrero, de acuerdo con el último decreto presidencial, que dejó fijos esos montos, y que además prohibió los ajustes de los precios de alquileres de vivienda.

La autoridad monetaria detectó que algunas entidades comenzaron a cobrar montos “retroactivos” a los deudores.

El recordatorio está relacionado con casos detectados en las últimas semanas en los que bancos privados buscaron cobrar sumas extra a los deudores UVA por un cargo “retroactivo” que adjudicaron al primer congelamiento de las cuotas UVA, que tuvo vigencia entre agosto de 2019 y febrero.

El valor mensual de las cuotas de los créditos otorgados en Unidad de Valor Adquisitivo “se mantendrá sin variación hasta febrero de 2021 respecto de la vigente al mes de marzo del corriente año”, recordó la autoridad monetaria.

Ese “recargo” encareció los montos de las cuotas mensuales, que deben tener -de acuerdo con el DNU- el mismo valor que tenían en marzo de este año, al comenzar la pandemia. El BCRA registró este tipo de cobros tanto hacia deudores UVA de hipotecarios como de préstamos prendarios, para la compra de automóviles.

El Central precisó que los decretos de necesidad y urgencia 319/2020 y 767/2020 establecieron que las financiaciones ajustables por UVA deberán cumplir un conjunto de condiciones. En primer lugar, “las cuotas pagas por los deudores hasta el 1° de febrero de 2021 no podrán superar el importe de la cuota correspondiente al mes de marzo de 2020”.

En segundo término, las deudas resultantes de los diferenciales entre las cuotas contractuales y las cuotas resultantes del congelamiento establecido en ambos decretos “deberán ser refinanciadas para su pago a la finalización de la vida del crédito, salvo indicación explícita en contrario del deudor”.

Luego, las deudas por falta de pago o pagos fuera de plazo que pudieran generarse hasta el 31 de enero próximo “deberán también ser refinanciadas para su pago a la finalización de la vida del crédito”. En este caso podrán aplicarse intereses compensatorios, que no podrán exceder la tasa de interés del préstamo original.