Lo Principal

Detenido en el penal de Viedma quedó el autor del último crimen de Viedma

Se realizó la audiencia de formulación de cargos a un hombre por los hechos acaecidos en la madrugada del viernes, en cercanías de la escuela El Paso. En la audiencia tanto Fiscalía como Defensa Pública expusieron sus teorías del caso y debatieron acerca de la modalidad de la medida cautelar. Finalmente el juez dispuso la prisión preventiva del acusado.

En primer término fue el Ministerio Público Fiscal quien detalló los hechos por los que formalizó la imputación del acusado, que se produjeron “entre la 1 y las 2 de la madrugada del viernes, en el camino vecinal donde está ubicada la escuela El paso, pasando el Puente Molina”.

En el lugar se encontraban cuatro personas en el interior de un auto y – según la acusación- fue “el imputado quien inició una discusión con la víctima para luego bajar ambos del rodado y continuar forcejeando”. En ese contexto el imputado “agredió físicamente a la víctima” produciéndole dos heridas de arma blanca que le ocasionaron un paro cardioresporatorio traumático por el que perdió la vida. Luego de ello el hombre se dio a la fuga y fue detenido en cercanías del barrio 30 de marzo.

El Fiscal describió que, entre el sustento probatorio, cuenta principalmente con las declaraciones testimoniales de las dos personas que allí se encontraban, entre ellas una mujer pareja de la victima, que sindican al acusado como autor del hecho y relatan las circunstancias en que se produjo el mismo. Además tiene el acta de procedimiento policial, certificado médico, los resultados de lo actuado en el lugar por el Gabinete de Criminalística y el acta de requisa realizada al auto, en la sede del Cuerpo de Bomberos.

Adelantó que resta realizarse estudios histopatólogicos, levantamiento de muestras y análisis comparativo de ADN, y pericias de olor sobre las muestras secuestradas entre ellas al vehículo y a los celulares secuestradas.

A su turno, el Defensor oficial se opuso a la formulación de cargos y pidió que la misma sea rechazada, al considerar que no hay evidencias suficientes que vinculen al imputado con los hechos y que “hasta el momento sólo hay dos declaraciones de baja calidad” en las que – a su entender- “existen contradicciones”. En este sentido analizó cada uno de los testimonios y adelantó que se podría estar ante un caso “de legítima defensa”.

El Juez de Garantías no obstante, explicó que en esta instancia no valora prueba solo evalúa si la misma es suficiente para abrir la investigación penal preparatoria. “Hay evidencia probatoria de las que mencionan tanto la Fiscalía como la defensa que deberán producirse en el marco de misma”, aclaró al tener por admitidos los cargos por el delito de homicidio simple.

En cuanto a la prisión preventiva las partes debatieron acerca de su modalidad. El fiscal argumentó su necesidad para resguardar “la incolumnidad de los relatos y cuidar la evidencia”. Agregó el “comportamiento que ha tenido el imputado que hirió y mató con un arma blanca que no se encuentra y que, entendemos, fue ocultada por él”.

El Defensor en tanto, se opuso a la misma y ofreció en cambio que el joven se mantenga con prisión domiciliaria, monitoreado con tobillera electrónica en la casa de su padre, ubicada a pocas cuadras de la comisaría del barrio y en donde puede trabajar. En este marco, valoró la presencia de los padres del imputado quienes formaron parte de la audiencia para responder inquietudes.

Finalmente el juez tuvo por admitidos los cargos disponiendo la apertura de la investigación penal preparatoria por el término de cuatro meses y la prisión preventiva a cumplir en el Complejo Penal, por la mitad de dicho lapso.