Lo Principal

Compró un dúplex, tuvo que cambiar las cañerías y la vendedora deberá afrontar los gastos

Una mujer que vendió un dúplex en Cipolletti deberá abonarle a la parte compradora una suma de dinero en concepto de gastos de reparación del sistema de calefacción. Dos meses después de haberse mudado, la nueva propietaria advirtió humedad en las paredes y al tiempo filtraciones que eran producto de la mala calidad de la mano de obra.

La sentencia es del juzgado Civil N°3 de Cipolletti y todavía no está firme porque puede ser apelada.

Surge del expediente que luego de habitar el inmueble la damnificada encontró un pérdida de agua en el ante baño de la planta alta, que perforó la mampostería del techo de la planta baja. También se detectaron desperfectos en el funcionamiento de la caldera que demandó la intervención de un técnico. Con el paso del tiempo los problemas de humedad y de filtraciones se fueron agravando.

Distintos profesionales que intervinieron concluyeron que existían desperfectos en la unión de las tuberías de aguas debido a la mala calidad en la mano de obra y que existían uniones mal fusionadas.

Del informe de uno de los ingenieros surgió que “en distintos puntos de la traza de las tuberías principales y secundarías del sistema de calefacción por agua caliente, se ha generado distintas vías de escape de agua hacía el exterior no habitual para este tipo de instalaciones; dichas fugas se han dado en puntos de empalmes de tuberías con accesorios ( codo, curvas, Te, etc).esto pone de manifiesto que como dicho empalme son realizado por el proceso de termofusión, este proceso no ha sido realizado en un todo de acuerdo a las prescripciones y/o metodologías explícitadas por el fabricante a fin de garantizare la estanqueidad de todo el sistema como así también la capacidad de prestación operativa de todo el conjunto en las condiciones de temperatura y presión de trabajo”.

Sobre la base de esas pericias, la sentencia condenó a la primera propietaria a abonarle a la compradora la suma de 241.830 pesos en concepto de gastos de reparación del sistema de calefacción y de albañilería.