Río Negro

Se pone en marcha el plan para erradicar las horas libre en el secundario

A través de una comunicación a todas las instituciones, desde este miércoles, el Ministerio de Educación y Derechos Humanos de Río Negro, junto a las comunidades educativas, ponen en marcha el plan para erradicar las horas libres de las escuelas secundarias de la provincia, en el marco de la nueva Ley Orgánica de Educación, que garantiza 190 días de clase o su equivalente en horas cátedra.

estudiantes-secundarios

La iniciativa se enmarca en la Resolución 1185/13 del Consejo Provincial de Educación, que establece que cada escuela secundaria deberá elaborar propuestas para que los estudiantes no tengan horas libres sin intervención pedagógica.

La cartera educativa distribuyó una carta a todas las escuelas secundarias y demás dependencias del sistema, ya que “los tiempos en que se registra ausencia de docentes no pueden continuar siendo desaprovechados por las escuelas, ya que resultan espacios valiosos para seguir consolidando conceptos específicos de las asignaturas, o enseñando y aprendiendo otros contenidos que son necesarios y significativos para la vida y el interés de los estudiantes”.

“El gran objetivo que nos proponemos con esta medida es que los estudiantes no tengan horas libres de estudio, y que los padres y madres sepan que en el horario escolar, sus hijos están en la escuela, aprendiendo”, indicó.

Este plan prevé que todos los estudiantes deberán estar atendidos pedagógicamente en las escuelas, entre la 1era y la 6ta hora. De aquí en adelante, no existe más el mecanismo de firmas de padres autorizando retiros antes de ese horario, con motivo de ausencias de profesores. Sólo lo podrán hacer en la 7ma hora.

La resolución del CPE establece que las escuelas organicen proyectos institucionales con participación de todos los docentes de la institución y los estudiantes, para diseñar actividades que se implementen cuando se produce la ausencia de un profesor.

Cada escuela podrá diseñar la estrategia que le resulte más apropiada, de acuerdo a sus características particulares.

Desde la cartera educativa se propone, como alternativa para estos espacios, que los profesores diseñen actividades sobre temas complementarios en la asignatura que desarrollan, para el momento en que se produce la inasistencia. Además, se sugiere organizar una “videoteca” con documentales recomendados por los docentes, según áreas de conocimiento, o que los bibliotecarios, trabajando en conjunto con los profesores que tienen a su cargo la enseñanza de la Lengua y la Literatura, diseñen talleres de lectura.

También se puede trabajar con los referentes TICs, en la preparación de talleres, aprovechando el recurso de las netbooks del programa Conectar Igualdad.

“El abanico de posibilidades es amplio y se ampliará más con las propuestas que vayan generando las propias escuelas para atender y mejorar la calidad educativa de nuestros jóvenes. También apelamos al compromiso de los padres y madres de los estudiantes en este esfuerzo compartido de mejorar la educación de nuestra juventud”, sostiene la propuesta.