Mario Riquelme denuncia que funcionarios públicos tienen licencias de taxi

En diálogo con Lo Principal, Mario Riquelme, Secretario General de los choferes y peones de taxis en la provincia, denunció que funcionarios, inspectores y empleados municipales tienen más licencias de taxi que lo permitido. Así manifestó que no hacen los controles “porque son amigos del poder.

En este sentido, el titular agregó que el problema radica en que las licencias son “transferibles” porque hay muchos que viven de la licencia y “esto es un error y violación terrible a la ordenanza que además perjudica a los inquilinos de la licencia, dado que son los que tienen que pagar eso, los cánones que corresponden, si tiene un chofer lo tiene que blanquear”, explicó.

Hay un movimiento de inquilinos de licencias de taxis que lo fueron a ver para poder organizarse y reclamar en el Consejo Deliberante. Pero nunca se les otorgó la reunión bajo la justificación de que el tema taxi se trata en el Ejecutivo Municipal. “No hay un concejal que levante la voz y siempre terminamos lo mismo”, dijo molesto.

En cuanto la ordenanza, Mario Riquelme, declaró que muchas veces han denunciado públicamente e incluso han solicitado a los concejales a que se atrevan a hacer control de firmas de la cantidad de licencias que tiene un propietario para verificar si cumplen con la ordenanza. Así manifestó que no hacen los controles “porque son amigos del poder, no tienen compromiso”. Así declaró que hay varios funcionarios, inspectores, empleados municipales que en varios controles se denunció que tenían cerca de 5 cinco licencias alquiladas, pero “nadie hizo nada”.

En este marco, aclaró que si se conoce quienes son, “pero hay una serie de contratos por detrás que a veces son difíciles de probar”. Como taxistas, comentó Riquelme que no están en condiciones de enfrentar este tipo de cuestiones. “Nosotros podemos denunciarlos al Consejo Deliberante y que el Consejo Deliberante se ocupe de controlar estas cosas y no lo hace”, dijo.

Recordó también que en una oportunidad cuando se manifestaron para “pedir una mano para la construcción de viviendas” en los terrenos que tenían donde los atendió Darío Berardi. Cuando se retiran de allí en función de una promesa de diálogo Darío Berardi se fue a una empresa local, el 28.000, a acusar a todos los choferes que lo acompañaban preguntando quienes estaban en la manifestación.

Allí les dijeron a todos los choferes que nunca se junten con Riquelme porque si no no van a conseguir las viviendas y le iban a quitar los terrenos, “diez días más nos quitaron los terrenos y nunca más nos atendieron en el Ejecutivo Municipal”, explicó el titular.

Actualmente la licencia sale más de 70.000 y no se consiguen. Evidentemente son muy redituables por eso no se venden, comentó Riquelme. “Hay un entramado muy grande en el tema de la licencia. Hay un manoseo terrible donde el Ejecutivo no se hace cargo”, finalizó.

En otra instancia, en referencia al posible aumento de la tarifa manifestó disconforme que en reiteradas oportunidades se reunieron con el Consejo Deliberante y remarcó que la actitud del mismo hacia ellos, tanto de Viedma como Patagones, siempre ha sido bastante “discriminatorio” porque nunca se los llamó a discutir el tema. “Se reunieron con los propietarios pero a nosotros como gremio no nos convocaron”, expresó.